jueves, 2 de marzo de 2017

#Reseña: Rumbo a la noche - Alberto Vázquez-Figueroa


 SINOPSIS
Caribel trabaja como prostituta en un burdel de lujo. Es una mujer culta e inteligente, que se maneja con frialdad en su oficio con el único objetivo de acumular dinero y retirarse al cabo de unos años. Hasta que una noche oye un ruido raro procedente de la habitación de una compañera y al ir a investigar encuentra el cuerpo de esta ensangrentado.

Caribel decide entonces jugárselo todo para averiguar qué le que ha ocurrido realmente a su amiga. Sus pesquisas la llevarán hasta Panamá, y allí se verá envuelta en una compleja trama que extiende sus tentáculos hasta Estados Unidos, donde la elección de un nuevo presidente amenaza con alterar el orden mundial: su nombre es Donald Trump.



Pasan los años y Alberto Vázquez-Figueroa sigue causando en mi una especie de embrujo que provoca que me compre todos los libros que va publicando (y los lea), aunque últimamente el embrujo se está viendo mermando por mi satisfacción al acabar las lecturas. Quizás sean los efluvios de anteriores lecturas los que hagan que mi exigencia con el autor sea mayor para obtener la misma sensación que obtenía, pues han sido muchas las horas de entretenimiento y de descubrimiento que hemos compartido a lo largo de los años y eso haga que las últimas me sepan a poco.

¿Es Rumbo a la noche una de las novelas de Alberto Vázquez-Figueroa que serán recordadas con el paso de los años? No lo creo, a no ser que tengamos que recordar lo que explicaba en ella, pues como siempre el autor nos propone diversas cosas para mejorar el mundo en que vivimos. Y digo que no lo creo porqué si bien la novela es entretenida creo que el conjunto está un tanto descentrado. Normalmente el canario nos proponía un problema y las aventuras transcurrían dando vueltas al concepto. En Rumbo a la noche ese concepto queda un tanto diluido al principio, casi pasando desapercibido, para coger un poco más de interés a la mitad de la novela y culminar en la parte final, pero sin ser tan incisivo como antes lo era.
Además, no entiendo la contraportada de la novela en contraposición con la sinopsis que la editorial publica por otro lado. ¿No sería más lógico poner la sinopsis en la contraportada? Os lo explico de otra manera. Yo me compré el libro por ser quién era quién lo escribía y animado por la sinopsis. Si no hubiera leído la sinopsis y solo conociera la contraportada, quizás el embrujo se hubiera roto.

«Las cosas son prácticamente imposibles hasta que alguien demuestra que son posibles, y suele ser en la búsqueda de esa posibilidad en la que nadie creía, en la que se forjan las grandes fortunas».

No sé vosotros, pero yo noto cada vez más cabreado al autor con el mundo, con lo que ve, con lo que pasa, con que nadie le haga caso y digo esto porque lo noto en su escritura. Antes centraba mucho más los temas. Ahora página sí, página no, encontraréis una queja, una bofetada, un bufido a ese mundo que no va en sintonía con él. ¿Y eso está mal? No, al contrario. El autor se moja de pleno, pero creo que rompe un poco el ritmo de la narración y nos llena la cabeza de miles de cosas para reflexionar y descentrando el tema.

«Y a estas alturas de la vida ya no busco amasar una nueva fortuna pero sí participar en una aventura apasionante».

Pero leer a Alberto Vázquez-Figueroa siempre nos hace aprender cosas nuevas y por ello merece la pena hacerlo. Me ha resultado especialmente llamativo el concepto Mafia de fuego: organizaciones que acumulan neumáticos usados para que les paguen por destruirlos, contaminan ríos para que les paguen por limpiarlos y provocan incendios forestales para que les paguen por apagarlos...

Y lo que más me ha fascinado es que una novela que se publica el 1 de febrero pueda hablar de la victoria de Donald Trump en las recientes elecciones en USA y además que esté integrado en la historia. Eso quiere decir que Alberto Vázquez-Figueroa estuve escribiendo hasta el último momento y que en la imprenta sacaron uno.


He leído en una entrevista al autor que ya está escribiendo una segunda parte de la novela en la que quizás el tema principal tenga un poco más de recorrido.

Rumbo a la noche
Ediciones B
300 páginas



Publicar un comentario en la entrada