martes, 13 de junio de 2017

#Reseña: Matar al heredero - Carlos Laredo



 SINOPSIS
El cabo José Souto, Holmes, lleva casi un año sin conseguir resolver el caso de asesinato de un joven aristócrata local, que ha conmocionado a la localidad de Corcubión, en la Costa de la Muerte gallega. La llegada de su amigo Julio César Santos, el caprichoso y millonario detective madrileño, y su oferta de ayuda estimulan su amor propio y lo obligan a replantearse la investigación. Entre ambos, cada uno con sus particulares métodos, descubrirán que hasta las mejores familias tienen sus secretos y sombras, y cuán poderosos y dañinos pueden ser el amor, el odio y la venganza, aunque no siempre de la forma más evidente.

Una vez más, el cabo Holmes tendrá que hacer acopio de todas sus capacidades deductivas para, con algo de ayuda de su amigo Santos y sus no tan ortodoxos procedimientos, en los que casi siempre interviene alguna mujer, poner fin a una investigación de complejas conexiones e inesperado desenlace.



Quinta entrega del famoso Guardia Civil apodado Holmes en la que se demuestra que está en plena forma y mucho más Holmes que nunca, pues toda la trama se podría asimilar a una de las historias detectivesca de Sir Arthur Conan Doyle con más intensidad que sus predecesoras. Incluso los personajes objetos de la investigación son ricos, se podrían asimilar a la aristocracia victoriana.

Las cinco entregas me han gustado y han conseguido entretenerme, está claro que unas más que otras, pero quizás en esta hay algunos matices que me gustaría comentar.

El ritmo durante toda la lectura ha sido muy desigual con un inicio un tanto lento y un final bastante ágil e interesante. Se podría decir que la novela va de menos a más. Incluso al principio los diálogos entre Holmes y su partener Santos (Watson) me han parecido un tanto forzado, fríos. Por ello he tenido la sensación de que la novela comenzaba de forma desenfadada, un tanto light y en la que el protagonismo del cabo Holmes era mucho menor en favor de su gran amigo el detective Santos que, para mi gusto tiene demasiados capítulos en el que es protagonista, aportando mucho menos que los capítulos protagonizados por el Cabo Holmes y restándole un tanto de fuerza al conjunto en esos momentos puntuales. Como conclusión, mí sensaciones se podría resumir en que Watson se ha comido a Holmes en muchos momentos de la novela.

También he sentido que el escenario no es tan protagonista como en otras ocasiones. En anteriores reseñas había indicado que las lecturas de Carlos Laredo podrían utilizarse como guía de viaje para visitar Galicia. En este caso, se pisa mucho más terreno urbano y menos el maravilloso verde y azul gallego. Me ha faltado frescura en ese sentido.

Por suerte, el Cabo Holmes coge de nuevo protagonismo a medida que avanza la novela y hace que la trama coja velocidad, ritmo, interés.

Un punto a elogiar de la novela es esa reflexión que nos hace Carlos Laredo sobre el sistema judicial. No es suficiente con saber quién lo ha hecho; hace falta saber si existen las suficientes pruebas para incriminarlo. Y aún más, los investigadores tienen la sensación en muchos casos que casi no vale la pena continuar con ella, pues tal como entren a prisión por una puerta, saldrá por otra.

Y para acabar, también he encontrado interesante la relación entre amo y criado que creemos de otro tiempo y que está más establecida, por desgracia, de lo que creemos. Es una relación claramente de poder en el que el factor psicológico de sumisión juega un papel vital y hace que familias enteras estén sometidas durante años a los señores.

Una saga muy recomendable y espero que con más entregas, pues el cabo Holmes tiene mucho recorrido todavía.


Título: Matar al heredero
Editorial: Sinerrata
Páginas: 258



COMIENZA A LEERLA


Publicar un comentario