cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: #Reseña: Flor de hadas en el bolsillo - Juan Antonio Fernández Madrigal

jueves, 12 de abril de 2018

#Reseña: Flor de hadas en el bolsillo - Juan Antonio Fernández Madrigal

«Que no hagáis el imbécil dejando sin explorar este mundo lleno de mundos en el que vivís. Que impidáis que quede todo reducido a un bloque inmenso de nomorfa lleno de máquinas. Que observéis con atención las cosas. Pero no así, con los ojos de otros que se explican cómo funcionan, como soléis hacer; es otro tipo de sentido el que debes despertar».

Los índices de lectura no son más altos porque leer necesita esfuerzo y sacrificio. Por eso es muy loable que un autor como Juan Antonio Fernández Madrigal escriba Flor de hadas en el bolsillo y que una editorial como Ediciones El Transbordador la publique porque pone en valor al lector, ya que nos encontramos delante de una novela exigente con él y eso hace que el esfuerzo pueda ser mayor. Hay lecturas que pueden realizarse viendo la televisión, incluso teniendo la radio puesta y escuchando la conversación del suegro, pero Flor de hadas en el bolsillo necesita de toda tu concentración y atención, pues está llena de frases fabulosas con una interpretación no siempre directa y que además están envueltas en un aurea de poesía y filosofía.

Como se puede leer en la contraportada, en un tiempo futuro las máquinas se han apoderado del mundo y los humanos se han convertido en cuidadores de sus procesos y mecanismos. ¿Cómo se ha llegado a esa situación? Eso es lo que intenta explicarnos un viajero en el tiempo que vuelve a nuestro tiempo para estudiarnos y ver que ha sucedido.

«(Los que viven detrás) son amigos de las sombras, compañeros inseparables de la falta de luz e inspiradores de los miedos súbitos que nos asaltan cuando coma yendo acostarnos, apagamos las luces en cuidados a secuencia, temerosos de esa impresión de que alguien nos está siguiendo».

Ese viajero ve el mundo con otra mirada, la que le da la distancia a la realidad que vivimos, en la que nos vemos inmersos y que no nos deja ver más allá. De esa manera puede ver otros mundos, otras realidades y de esa forma construir una crítica hacia la sociedad actual.

«En vuestro mundo todo reflejo está hecho de engaños».

Los niños y los jóvenes son los que tienen más facilidad para tener esa mirada hacia la irrealidad, para poder imaginar otros mundos, como el viajero. El autor nos invita a hacer un pequeño experimento: pensar en lugares en los que nosotros nos sentíamos a gusto cuando éramos jóvenes; ir a visitarlos y mirar desde ahí el mundo actual. En el mismo libro encontraréis un precioso ejemplo de una mujer con burka que va a uno de esos lugares, cuando los hombres no la ven, y allí se vuelve a sentir libre, vuelve a respirar aire fresco y no es viciado por el burka, vuelve a soñar, a ver el mundo en colores.

Me gustaría significar que aunque es una novela un punto filosófica y muy reflexiva en ningún momento cansa al lector, ya que los capítulos cortos hacen que sea muy ágil de leer y de digerir.

Mención especial para el prólogo de Miguel Córdoba que nos pone en situación antes de iniciar la lectura, muy necesario.
Aprovecho para recomendar su novela Ciudad de heridas también publicada por Ediciones El Transbordador y que reseñé hace unos meses.

Mis sensaciones después de haber acabado de leer Flor de hadas en el bolsillo es que ha sido una lectura que se podía semejar a como cuando comes una cosa amarga o picante que al principio te achinan los ojos, pero a medida que la vas comiendo, a medida que te vas acostumbrando a ese gusto, a esa forma de explicar, a lo que realmente quiere explicar, le coges el gusto y ya no puedes dejar de comer, no puedes dejar de leer.



Editorial: El Transbordador
Páginas: 236





 SINOPSIS
Hemos permitido que las máquinas nos releguen a cuidadores de sus procesos y mecanismos dentro de una ciudad negra, caliente y homogénea que domina el inmenso erial del mundo. ¿Cómo llegamos hasta ahí? ¿Por qué nos vaciamos de todo lo no uniforme, del arte, de la curiosidad, del dolor y de la alegría, de la imaginación? ¿Hubo algún momento en el pasado en que tuviéramos alguna oportunidad de haberlo evitado?

En la ciudad de nomorfa una persona despierta del letargo. Armada tan sólo con un poco de una sustancia que le cabe en el bolsillo, herramientas con las que construir un anacrónico pedazo de historia en el erial e imágenes y sensaciones que recuerda haber visto en los archivos de las máquinas, emprende un viaje para encontrar las respuestas. Aunque lo que encuentra al final del mismo no puede ser más inesperado.




¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?
Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas







Publicar un comentario