cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: #Reseña: Nadie quiere saber (Petra Delicado 9) - Alicia Giménez Bartlett

martes, 31 de julio de 2018

#Reseña: Nadie quiere saber (Petra Delicado 9) - Alicia Giménez Bartlett

Por Noelia Santarén

Confesar que soy lectora de negrocriminal desde siempre y que nunca había leído nada de la saga Petra Delicado puede parecer un tanto contradictorio, ¿verdad? Pues así es. Nadie quiere saber es mi primer título de la inspectora y el noveno de la saga.

Después de finalizar la novela, me he dado cuenta de que hablar de este personaje es hacerlo también de su compañero, el subinspector Fermín Garzón, ya que prácticamente van unidos y se complementan el uno con el otro, cosa que por un lado está muy bien y por el otro no tanto.

La trama de esta entrega es llamativa, la reapertura de un caso no resuelto sobre un robo, un empresario textil y una prostituta. Este pistoletazo de salida llevará a nuestros personajes a viajar a Ronda, donde vive la prostituta y a Roma, donde se seguirá la investigación en colaboración con dos policías italianos que crearán un grupo muy curioso. Creo que este punto es una de las atracciones de Nadie quiere saber, ver a los personajes fuera de su zona de confort. El subinspector Fermín será el encargado de poner las notas de humor en la ciudad eterna, con una Petra Delicado a camino entre la exasperación, la profesionalidad y un matiz divertido.

Voy a leer más títulos de esta saga, pero algo me dice que estos dos personajes no pueden vivir el uno sin el otro y, repito, esto es bueno y no tan bueno.
Bueno porque la química que se genera entre ellos, los diálogos, el punto irónico y sarcástico de la inspectora que siempre está pinchando a su compañero, junto con el tono pancho y bonachón de Fermín (que no significa que no pinche también a la inspectora), a la par con una total complementación de sus caracteres, origina un estira y afloja que es un canto de sirena para el lector. Si a esto le sumamos una trama sólida, bien tejida, con múltiples ramificaciones que se expanden de forma ágil y amena, obtenemos una obra muy interesante.
Malo porque —es mi opinión— la personalidad de la inspectora cojea un poco cuando no está con su compañero. Es como si su carácter perdiera fuerza. Esto me lleva a hablar de su matrimonio, que es donde encontramos a la Petra en su estado puro, sin Fermín, y es también donde el personaje principal pierde parte de la credibilidad que su faceta profesional le otorga. Es decir, Petra como esposa se vuelve alguien totalmente desconocido para el lector. No es que tenga una cara familiar y otra profesional, es que hay algo que no acaba de encajar. He sentido como si a Sherlock Holmes lo visten con tejanos y unas Converse; vamos, que ni le pega, ni va con él: no es llevar al límite al personaje, es romperlo. Lo mismo ocurre con la “Delicado esposa”; tiene todo el derecho del mundo a casarse, por supuesto, pero la perspectiva con la que se ha tratado su campo sentimental no me parece del todo acertada si tenemos en cuenta que, como lectora, no me la creo y me parecen escenas forzadas. Petra ya es de por sí, como su nombre indica, de carácter contradictorio, dura y sensible a la vez, piedra y delicadeza, pero hay escenas en las que se la muestra con una inteligencia emocional cero y esto sorprende tratándose de una mujer tan inteligente, fuerte e independiente. Es cierto que la inteligencia clásica no tiene por qué ir seguida de la emocional, intrapersonal e interpersonal, pero como ya he dicho, hay pensamientos y acciones de la protagonista que me han parecido fuera de lugar, como si fuera otro personaje.

Pero, claro, tengo muchos más títulos donde escoger para comprobar si mis palabras son puntuales o es un esquema que se va repitiendo a lo largo de la saga. Y lo haré. Si queréis pasar un buen rato no os perdáis los obras de la pareja Delicado-Garzón, ¡os amenizarán de seguro vuestras vacaciones! 

Editorial: Destino
Páginas: 432


 SINOPSIS
La inspectora Petra Delicado y el subinspector Fermín Garzón han heredado un muerto que había permanecido cinco años mudo: Alfonso Siguán, un empresario textil barcelonés de 70 años, liquidado en circunstancias sexuales escabrosas. Su cadáver se halló en su apartamento, adonde había acudido en compañía de una joven prostituta. Las culpas recayeron sobre el chulo de ésta; pero fue encontrado muerto a su vez en Marbella, tres días después. Las pesquisas se cerraron en falso.

Ahora Petra y Fermín se enfrentan al silencio temeroso de la única testigo, la prostituta, y al rompecabezas de la vida profesional y familiar del empresario. La investigación se traslada a Roma, donde Petra vive situaciones de riesgo y desafío que son nuevas para ella y que confirman la habilidad de Alicia Giménez Bartlett para hacer de Petra Delicado uno de los personajes más atractivos de la novela española actual.









¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?
Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas





Publicar un comentario