cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: #Reseña: Entre dos aguas de Rosa Ribas

jueves, 11 de octubre de 2018

#Reseña: Entre dos aguas de Rosa Ribas

Por Noelia Santarén


Este volumen fue el que inició la saga de la comisaria Weber-Tejedor hace unos años, que, dicho sea de paso, lleva ya 4 títulos, cada uno de los cuales gana en calidad y en intensidad, sin que de esto se deduzca que este es el peor, ni mucho menos:
El primer tomo de una saga siempre es el más “arduo” de leer, no por su dificultad narrativa, sino por la necesidad de presentar personajes, ambientación y contexto y la consecuente carga de información para el lector. ¿A alguien le ha sucedido alguna vez eso de ‘uf, qué pereza meterme en el libro, prefiero leer uno que esté más avanzado’? A mí sí, por eso a veces empiezo las sagas por la mitad, cosa que hace que algunos lectores se horroricen. He descubierto que esta nueva perspectiva le puede dar riqueza a la lectura (sí, algún que otro spoiler también, para qué engañarnos…).
No obstante, el primer tomo también es el que se suele coger con más frescura.

Entre dos aguas cumple a la perfección con todo lo requerido en la novela introductoria de la saga. La leí antes de ser fan de la comisaria y la he releído ahora después de haber pasado por los títulos siguientes. Reconozco que mi primera aproximación me dejó indiferente; era otro libro más de género negrocriminal. Bien escrito, con una trama sólida y un contexto novedoso; Alemania. Tampoco logré retener en mi mente a los personajes, no había ninguno que tuviera algún rasgo predominante para que lo recordara una vez finalizado el libro. Digamos que no destacaban. Incluso llegué a confundir a la comisaria con el personaje protagonista de otra saga policíaca española.

Sin embargo, es precisamente este pequeño detalle el que me ha hecho ser fan del mundo Weber-Tejedor. Los personajes están dotados de muchas capas, capas que el lector va a ir descubriendo a medida que avanza la saga y que van a ir dotándola de gracia y de profundidad. La Cornelia de Entre dos aguas es la misma que la que leemos en Si no, lo matamos y, no obstante, no tiene nada que ver una con la otra. Es parecido a cuando nos topamos con alguien con quien hace muchos años que no hablamos y nos llevamos una grata sensación sin poder explicarlo. Ha avanzado, ha evolucionado y eso se siente, se palpa, pero también es la misma persona. ¿Me entendéis?

En este título vemos a la Cornelia profesional, la comisaria. Se nos introduce a su familia y su entorno pero desconocemos sus dinámicas emocionales o psicológicas, aquellas que salen a relucir en situaciones límite y que muestran cómo es en verdad la persona. Es disciplinada, inteligente, metódica, precavida y a veces parca en palabras. Además de esto, el lector también capta que ese personaje puede dar mucho más de sí, igual que los otros dos secundarios, su compañero Reiner Fisher y el simpático leoncito Müller.Hay que ir descubriéndolos, retirándoles las capas que cubren su perfil profesional para ahondar en el personal. De ahí la gracia de leer una saga y no otra, los personajes. Y de ahondar en los siguientes títulos.

¿Qué vamos a encontrar en Entre dos aguas?
Pues un muerto, cómo no. Flotando a la deriva por el río Meno. Un muerto que forma parte de la comunidad española en Fráncfort, muy oportuno siendo la comisaria hija de madre española y de padre alemán. Rosa aprovechará esta excusa para mostrarnos ese ser y estar “entre dos aguas”. Y yo, habiendo vivido las mismas costumbres que se narran, explican y ejemplifican en el libro, pues me ha sido imposible no sonreír en algunos casos, especialmente en la escena en la que se explican las diferencias de gustos entre los alemanes y los españoles, ejemplificado en la familia de Cornelia; en las fiestas navideñas, la madre española intentaba probar el stollen, mientras que el padre alemán mordisqueaba un polvorón. Ambos lo hacían por deferencia a su pareja pero dejaban el dulce a medio empezar. Esto me hizo pensar que realmente el sentido del gusto tiene mucho de social, de cultural y de habituación. La primera vez que comí alga nori por poco la vomito y, sin embargo, ahora me encanta. Qué le vamos a hacer, si es que en esta vida todo requiere de una completa formación.

Hay una subtrama, es un rasgo muy de la autora el introducir una subtrama hacia la mitad de la novela. Al principio me pareció raro, creo que fue en la tercera novela, pero después le fui cogiendo el puntillo porque evita que la trama principal se haga cargante o espesa. Da un respiro. En Entre dos aguas, esta pequeña línea argumental gira entorno al mundo de los ricos y las mujeres de la limpieza (inmigrantes la mayoría) y todo lo que puede pasar tras la fachada de una casa de bien.


Creo que vale la pena introducirse en el mundo de la comisaria Weber-Tejedor, como dije en otra reseña de uno de sus títulos, es de lo mejorcito que hay en el mercado si tenemos en cuenta no sólo las historias sino la calidad literaria de Rosa Ribas (que muchos lectores no la tienen en cuenta mientras la novela atrape y no te deje respirar. Nooo, ante todo un escritor debe saber escribir y dominar la técnica. Si no, apaga y vámonos.)


Páginas: 320

 SINOPSIS
La comisaria Cornelia Weber-Tejedor, de padre alemán y madre española, investiga la muerte de Marcelino Soto. Todos en la comunidad española de Francfort afirman que era una bellísima persona. Entonces, ¿quién podría haber arrojado su cuerpo al río después de asesinarlo?. Cornelia se mueve en este caso entre su deber de policía alemana y la lealtad a la comunidad emigrante que le reclama su madre. Una comunidad en la que todos están dispuestos a hablar del pasado mitificado de la emigración y, sin embargo, no lo dicen todo. ¿Se encuentra entre alguna de estas historias la clave de la muerte de Marcelino Soto?

Rosa Ribas nos traslada a Francfort, la ciudad alemana multicultural por excelencia, con todas sus sombras y contradicciones, como la propia comisaria, en una novela de lectura absorbente, una trama de creciente intensidad, con giros inesperados y personajes inolvidables.









¿TE GUSTA ESCRIBIR RELATOS? Cruce de Caminos busca los mejores relatos para publicarlos en una antología. Toda la información en PROYECTO EDITORIAL CRUCE DE CAMINOS


¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?
Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas




¿TE GUSTARÍA ESCRIBIR/COLABORAR EN CRUCE DE CAMINOS? Se buscan colaboradores para el blog.
Publicar un comentario