martes, 13 de enero de 2009

Más liado que un ovillo

Buenas, sigo por aquí. Lo que pasa es que llevo unos días muy liado con mil cosas y no tengo tiempo y muchas veces, ni ganas, ni concentración para escribir o para contestar lo que escribís. Pero tranquilos que volveré a caminar.

¿Os acordáis cuando os hable de lo de liarse y esas cosas? Pues es lo que me pasa a mí. Algunas veces intento priorizar y dejo dos de las diez cosas que hago, pero con el paso de los días veo que tengo tiempos muertos, y como mi cabeza no para, pues me cojo tres más, y entonces estamos peor que antes. Siempre ha sido así en mi vida.

Hablando de las próximas publicaciones (que no tienen fecha, pero espero que puedan ser pronto); Hikikomori tiene su continuación. Prometido, ya que tengo un pequeño guión hecho (cosas que pocas veces hago) y creo que la historia puede dar para mucho.

Algunos días, al llegar a casa, me gustaría estar como el oso del centro de la imagen, pero no tienes tiempo ni para planteártelo.

Bien, pues eso, que nos vemos en el Cruce de nuestros Caminos, espero que muy pronto.



Publicar un comentario