viernes, 6 de marzo de 2009

14 Kilómetros



Catorce kilómetros es la mínima distancia que separa África de Europa, pero también es la barrera que separa los sueños de millones de africanos que ven en Occidente su única salida para escapar del hambre y de la miseria, o como se puede leer al final de la película: “es lo que se debe pagar por no saber contener los sueños”.

De la mano de tres jóvenes africanos -Violeta, Buba y Mukela- recorreremos un largo y peligroso viaje a través del Sahara para conocer lo que nunca enseñan los medios de comunicación. Podemos vivir “en segunda persona” lo que ellos viven en primera, y en cierta manera, nos podemos sensibilizar con lo que llegan a sufrir.

Las repetidas imágenes en televisión de cayucos llegando a las costas españolas han acabado por insensibilizarnos. El gran acierto del director es abrirnos esta ventana para que lo podamos ver con toda la calma y la reflexión.

Esas imágenes de rostros exhaustos dan buena fe de la dureza del viaje, un viaje que tiene su origen a miles de kilómetros de distancia y que puede durar años. Y esto es lo que pretende "14 kilómetros". Esta película quiere ser un homenaje a los que triunfaron y a los que fracasaron, a los que viven y a los que murieron en el empeño. Para todos ellos nuestra admiración y respeto.

Leyendo algunos comentarios que se han hecho al respecto de la película, me quedo con este para finalizar este comentario: “14 Kilómetros es una gran película que no deben perderse sobre todos los jóvenes de los países desarrollados que tienen tan alto grado de bienestar material.”



Publicar un comentario