miércoles, 26 de enero de 2011

The walking dead o dónde poner los zombies


Cuando vi que La Sexta anunciaba una serie sobre zombis fruncí el morro y me dije que no iba conmigo. Días después escuché en la radio a un crítico que decía que lo de menos eran los zombis que la serie se centraba en las vivencias de los personajes y me dije que quizás sí debía darle una oportunidad.
Y llegó el estreno y no la vi.
Fue otro comentario el que provocó que el domingo siguiente viera la repetición de los dos primeros capítulos, y la verdad, para que os voy a engañar, la cosa me enganchó.

Busqué por internet información y vi que tan sólo tenía seis capítulos y me dije que era demasiado poco para el tinglado que habían formado, y como no podía ser de otra forma ha sido así.

Creo que los seis primeros capítulos de la primera temporada de esta serie son el piloto más grande que se ha rodado nunca. Normalmente se hace un capítulo piloto para vender la serie a las cadenas y a partir de ahí se ruedan 7, 13 o 23 capítulos (lo leí en algún sitio). Creo que aquí decidieron hacer los seis del tirón y esperar a ver qué pasaba.
Y lo que ha pasado es que la cosa le ha funcionado a la cadena americana que tiene los derechos, aunque para ser América, 5 millones de espectadores no son muchos. Pero si a eso le unimos los derechos vendidos a 120 países se puede entender que hayan decidido hacer una segunda temporada, ahora sí, de 13 capítulos, no nos vayamos a pasar. Y estoy convencido que si la cosa funciona harán una tercera y una cuarta, hasta llegar a las siete temporadas de rigor.

No sé a vosotros, pero a mí los 2 primeros capítulos me gustaron mucho, y luego la cosa se fue desinflando. Creo que los siguientes son repeticiones y que los que vendrán serán más de lo mismo; ir deambulando de un lado al otro sin ningún tipo de explicación, ahora te sale un zombi y lo matas, ahora a uno le muerden, ahora alguien ya está cansado de seguir esperando y decide ser un mártir (aunque nadie lo podrá documentar y el Benedicto se quedará sin uno nuevo que beatificar).


Seamos sinceros: los que vemos la serie lo hacemos para ver si nos cuentan que ha podido pasar para que de golpe y porrazo las ciudades estén plagadas de zombis. Sabemos que cuando lo cuenten será el final de la serie, aunque tengo la sospecha que nunca lo sabremos. Quizás los lectores del cómic, pues la serie está basada en uno, tengan más datos sobre el tema. ¿En algún momento del cómic se explica el por qué? No es que quiera saberlo. Lo que sí quiero saber es si debo hacerme ilusiones para esperar una explicación o no.

Algunas consideraciones más serían que los guionistas dan por sentado que si los Estados Unidos han caído el resto del mundo también. ¿No tenéis la sensación que en un mundo tan globalizado como el actual la cosa queda muy pero que muy reducida? Sí, se puede entender que las comunicaciones se han visto cortadas, pero, ¿de verdad son capaces de hacer esas cosas los zombis? Yo creo que no.
¿No queda nadie más en Atlanta que lo que hemos visto? ¿Cómo nos pueden hacer creer que en una ciudad de más de 5 millones de habitantes tan sólo se hayan salvado un reducido grupito? ¿Y dónde están los muertos, pues 5 millones son muchos muertos? Llamarme matemático o científico o busca razones, pero a mí me falta algo y principalmente me falta guión, me falta unos personajes con más historia y que de volumen a la trama general.
¿Y los pobres zombis? No saben por dónde hacerlos salir a los, en principio protagonistas mediáticos. Los van dejando caer por aquí y por allí, provocándonos más carcajadas que sustos. Me hace mucha gracia cuando se ven las calles plagadas de ellos y empiezan a despertarse. Entonces se activa uno de mis resortes mentales y comienzo a recordar las ferias de mi infancia cuando te daban una escopeta de balines de aire comprimido y tenías que ir tirando las bolas.

Tendremos que esperar, supongo, a ver qué rumbo toma todo.
Publicar un comentario