lunes, 6 de agosto de 2012

Usura de Pedro Asensio Romero


Pedro Asensio Romero, economista de formación y con mucha experiencia en cargos con responsabilidades políticas y directivas en las corporaciones locales, sabe lo que se trae entre manos al exponer lo que expone en Usura. No creo que alguien ajeno a los campos antes expuesto pudiera escribir una clase magistral de economía teñida de novela negra, o como mínimo, creo que le sería muy complicado hacerlo.

Comenté en twitter, mientras hacía el seguimiento de la lectura (@2davidgomez) que, me había gustado la novela en su globalidad, pero que tenía algunos matices que hacían que no fuera una supernovela.
Con todo, no la dejaré de recomendar y no creo que eso se un acicate a la hora de leerla, pero creo que es de justicia para el autor y sus futuros lectores hacer algunos comentarios al respecto.

« Lucifer quemará las almas y condenará en vida a aquellos que obtengan beneficio con el tiempo.»

«Quién negocia con dinero obtiene un Turpe Lucrum ("vergonzosa ganancia"), y quien así procede merece la condena de los infiernos.»

Inventarse un asesinato, mezclarlo con conspiraciones del s.XVI y ponerlo todo dentro del contexto del crack de las cajas de ahorros en España, no tiene que ser tarea fácil. Usura es una novela demasiado actual. Y digo esto por aquello de pensar en la intemporalidad de una novela. No sé yo si dentro de veinte años podremos leer Usura de la misma forma. Por otro lado, está claro que cumple con una gran función: dejar testimonio de lo sucedido y de ahí su oportunidad, valor y riesgo.
Pedro Asensio ha sido un escritor despierto a la hora de adelantarse a muchos autores que quizás tenían pensado escribir sobre el tema y pienso que editorialmente es muy vendible al poder ser del interés de la gente que le expliquen lo que ha sucedido en los últimos años para llegar donde hemos llegado en forma de novela.

«Con dinero adquirimos bienes que nos reportan satisfacción, pero nos acostumbramos a su posesión y la felicidad se desvanece.»

« La satisfacción como la utilidad, es decreciente.»

« El enriquecimiento injusto es síntoma de una enfermedad llamada codicia.»

 Hemos comentado que Pedro es economista de formación, y está claro que siente pasión por la economía, esa que en algunos momentos, le hace explicar mucho más de lo que es necesario para entender la novela. Supongo que no ha querido pecar de dejar al lector un tanto colgado. Ha querido asegurarse que todo se entendía a la perfección. Y se entiende, pero creo que con un poco menos también. Existe un capítulo que, a mi entender, se alarga demasiado en esas explicaciones y que corta el ritmo de la novela, ya de por si tranquilo. Personalmente creo que son detalles que se tiene que cuidar a la hora de buscar la máxima satisfacción del lector.
Al igual que uno o dos capítulos que le dedica a una relación amorosa (y no digo más por aquello de los spoilers) que a mi entender aporta poco a la historia y sí que gasta demasiadas páginas que, de nuevo, ralentizan los acontecimientos de la novela.

Una de las mejores aportaciones y con lo que más he disfrutado es el tema del blog (cada X capítulos, encontraréis insertada la entrada de un blog). La historia en ese punto se torna genial, atractiva, adictiva,… Ver que una novela tan actual podría ligar con conspiraciones y tramas del s.XVI y que, podría ser hasta profética, no tiene parangón. Tenemos que aplaudir al autor por la idea y está claro que eso a los lectores les puede gustar.  Pero de nuevo un matiz: esa parte se me queda un tanto corta. (sí, se podría justificar, pero crearía un spoiler que no quiero generar). 

«En cualquier lugar donde se cometen atentados se deteriora el nivel de la vida de los ciudadanos.»

«Todo hombre dispone de tres variadades de carácter: el que realmente tiene, el que aparenta y el que cree poseer.»

Y llegamos al final de la novela esperando un giro inesperado, o como mínimo yo siempre lo espero, un golpe de tuerca que te haga recordarte del escritor de por vida, y no llega.

Siempre me han gustado las novelas que van de menos a más, como las buenas etapas de montaña que tienen una subida final que puede hacer temblar las piernas de los corredores. He encontrado a faltar esa subida. No creo que Usura se mereciera un final para sprinters.

En conclusión, creo que Usura os puede hacer pasar un buen rato, os puede enseñar o aclarar algunas cosas relacionadas con la actualidad económica de forma amena y didáctica, os hará pasear por Almería y sus vellos parajes, incluso despertar las ganas de visitarla. Por todo ello, creo que merece la oportunidad de ser leída. 


Publicar un comentario