viernes, 28 de diciembre de 2012

Mi 11 lecturas de 2012




El inicio de año no pudo ser mejor. En mi primera lectura encontré un filón.
Franck Thilliez ha sido uno de los grandes descubrimientos de este año, tanto, que he leído tres de sus novelas y tengo pendiente la primera de ellas.

Novela negra en estado puro. Personajes con mucha fuerza. Ritmo narrativo cautivador, rápido, atrayente, y con un tras fondo genial.


Este año he leído más antologías de relatos que nunca, pero creo que ninguna con la fuerza y la potencia de Ignacio Cid Hermoso, y como dije en su día: “un escritor con mayúsculas”.
Relatos que se pueden vivir con los cinco sentidos, donde podemos encontrar la sombra alargada del maestro Lovecraft.

Otro gran descubrimiento que me llegó por la radio (este año me ha sucedido varias veces. Que gran medio).
Novela negra de nuevo y con un valor añadido: visitar Guatemala, en la que estuve colaborando con una ONGD hace unos años y de la que guarda un recuerdo entrañable.
Pero no solo eso lo que me cautivó. Creo que el no ser la típica novela negra, y ese grito desgarrado a hacer algo en el país, me llenó el corazón.
 
 
EL ESPÍRITU DEL LINCE de Javier Pellicer

Espectacular presentación de Javier en el mundo literario. 
 
Han tenido que pasar varios años, pero cuando llegó, lo hizo con decisión, con talento, con magia.
Estamos hablando de una novela histórica bien trabajada, documentada, con personajes definidos, y enclavada en un periodo histórico poco explorado, lo que le da un valor añadido.
Espero que en 2013 tengamos nueva novela de este gran escritor.

Vuelve a repetir Franck Thilliez en mi TOP, y es que las dos novelas, una continuación de la otra, salieron bastante seguidas.
Entenderéis, que después del subidón que me dio leer El Síndrome E, no me pudiera contener con esta.
El nivel estaba alto, pero no bajo casi ni un ápice en esta nueva entrega.
Fascinante, adictiva, interesante, …
Fue la primera novela que leí de la editorial Alrevés, y me dejó noqueado. Ahora casi no puede vivir sin mi dosis de novedad de la editorial. Pero curiosamente, El café de la luna no es del género negro. 
Es una pequeña joya que siempre te gustará releer. Una novela de personajes, de historias bien contadas, de lo cotidiano y enlazadas para completar la cuadratura del círculo. 
Además con un formato de novela corta ideal, como el café, cortito, pero con gran sabor. Ya estoy esperando su nueva novela, esta vez sí, por lo que parece, del género negro. 
 
 
LA TRISTEZA DEL SAMURAI de Víctor de Árbol

No sé si decir que una de las mayores sorpresas del año, y no solo por el placer que me supuso leerla, sino por el cambio que ha supuesto en la vida de su autor, así como el alcance mediático que ha tenido la novela ,dentro y fuera de nuestras fronteras.
Además, tengo la oportunidad de compartir twitter con el autor y descubrir a una persona implicada en los problemas sociales que nos toca vivir.
Novela negra en estado puro, arriesgada, ambiciosa, con personajes sólidos y bien trabajados y placer para los cinco sentidos.
Fue una de mis primeras participaciones en una lectura conjunta. Una experiencia genial y una gran sorpresa, pues leyendo la sinopsis no las tenía todas conmigo.
Novela negra, un grito acusatorio y reprobatorio, donde la acción y su ritmo brutal casi no te deja respirar y por suerte con algunos momentos de humor.
Una genial aportación de una gran escritor. Alejandor Castroguer le da una nueva vuelta de tuerca al género zombi, mezclándolo con otros géneros y haciendo que la mezcla sea consistente.
Una novela dura, explícita, pero con un trasfondo que el autor nos invita a encontrar, El Manantial y sobre todo, a bajar al infierno de los corazones de sus protagonistas.
No os dejará indiferentes.
 
 
 

LAS FLORES DE BAUDELAIRE de Gonzalo Garrido
 
No sólo una buena historia, sino que además tiene un valor añadido, un premio para el lector que espero que descubráis.
Una de las lecturas que mejor poso me han dejado, a parte, claro está, del encontrarme de nuevo con un escritor responsable con la sociedad en que vivimos demostrándolo activamente.
Un placer para el paladar lector.




 VICTUS de Albert Sánchez Piñol


Una de las lecturas que más alegrías me ha deparado por la buena acogida de su reseña y por lo que supuso su lectura en el momento convulso que vive Cataluña.
Una novela histórica con mayúsculas y con el toque personal de su autor al que sigo desde sus inicios.
¿Son realmente los héroes los que conocemos? ¿Existieron otros? ¿Qué sucedió exactamente aquel 11 de septiembre de 1714? ¿Se hubiera podido cambiar el curso de la guerra?
Publicar un comentario