martes, 18 de julio de 2017

#Reseña: En el lago - Javier Martos y Jesús Gordillo



 SINOPSIS
A orillas del lago Torridon los acontecimientos se suceden al lento ritmo de las Tierras Altas escocesas: el café se bebe muy solo, las redes se llenan de peces y la gente se pierde a menudo para no regresar jamás. En el recóndito pueblo de Selkon’s Cave, Adam Newell, lobo de mar y de lago, apura sus últimos años convertido en capitán y timonel de la silla de ruedas sobre la que descansan sus nalgas. Aislado en mitad del bosque por voluntad propia, Adam tendrá que decidir si los insólitos viajes que hace su cabaña son reales o son solo fruto de su imaginación. Con el regreso de su nieto Edward al pueblo, las aguas del lago sacudirán el tiempo y el espacio, desvelando la añeja y misteriosa historia que se esconde al abrigo del fiordo escocés. Poco a poco, el jovencísimo y problemático Edward Newell aprenderá que su apellido es el epicentro de numerosos sucesos extraños. Y que cuando un lago tan profundo decide guardar silencio es porque desea mantener oculta la verdad que aguarda bajo su superficie…




Los amantes de lo fantástico y lo paranormal tienen una cita obligatoria con En el lago la nueva novela de una pareja que funciona a las mil maravillas: Javier Martos y Jesús Gordillo, y de paso podréis conocer el buen hacer de una editorial que comenzó hace poquito: Dilatando Mentes.

Es la segunda vez que leo a la pareja. Antes me habían enamorado con Ojos de circo (Tyrannosaurus, 2013), una novela que también os recomiendo. Pero es que después fue Javier en solitario el que me cautivó con una maravillosa antología de relatos, Una hamburguesa para cenar (Tyrannosaurus, 2014) o con un genial relato negrocriminal, «Un mundo maravilloso», que fue seleccionado para la antología del I Premio Cruce de Caminos Negrocriminal, Sin relación aparente (Cruce de Caminos, 2017). Se podría decir que he leído alguna vez más a Javier Martos por ser haber traducido entre otros a Stephen King, Adam Nevill o Shaun Hutson.
Jesús Gordillo también se prodiga con los relatos. Tengo pendiente leer Los agujeros de las termitas (Hermenaute, 2016) su última novela.

Ya puestos en antecedentes decir que de nuevo, como pasaba en Ojos de circo, la ambientación es una de las mejores cosas de la novela. El lugar escogido, las Tierras Altas de Escocia y esa cabaña solitaria al lado de un misterioso lago da para mucha literatura fantástica.

Pero también la cosa va de personajes y de los demonios que intentan espiar. Cada uno de ellos tiene un peso, una losa que los acerca al precipicio y durante la novela veremos cómo se van enfrentando a ellos indagando en su pasado y poniéndose delante del espejo de su presente.

Y qué decir del misterio. Lo van presentando a poco a poco metiendo el gancho al lector, creándole el justo interés para seguir leyendo. Quizás al final, cuando todo se desborda, algunos lectores no acostumbrados a los fantástico o paranormal se puedan hacer muchas preguntas e incluso puedan poner en duda algunas de las explicaciones. Pero de eso se trata en este tipo de novelas, de cuestionar, de hacer crecer una pequeña duda.
Por poner alguna pega, quizás me ha faltado algo más de desarrollo del misterio durante la novela. No sé, tengo la sensación que había terreno por explorar, terreno por explotar, aunque también se puede entender que los autores han querido ser cautos y no pasarse de ralla para no romper el hechizo.

Que buenas son las aportaciones finales del libro, un magnífico ensayo de Emilio López sobre todas las cuestiones que toca el libro y luego unas láminas con pequeñas explicaciones sobre lugares, personajes, situaciones que se dan o explican en el libro. Las dos, unas aportaciones que hacen más grande el libro.
Y como colofón, la edición del libro regala una postales hechas por Cecilia García donde se recrean algunas de las escenas de la novela.


Dos autores y una editorial a seguir.



Título: En el lago
Editorial: Dilatando Mentes
Páginas: 384


Publicar un comentario