cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: Que nadie toque nada de Blas Ruiz Grau (2018)

martes, 26 de noviembre de 2019

Que nadie toque nada de Blas Ruiz Grau (2018)


Las novelas, películas y series sobre crímenes e investigaciones policiales siempre han tenido mucho éxito. Y es algo que no ha cambiado con el paso de los años. Lo que sí ha cambiado, evolucionado más bien, es la calidad de éstas y las exigencias de los espectadores/lectores, pues también hemos evolucionado con el tiempo. Cada vez exigimos mejores historias, personajes más reales, tramas que nos atrapen, interpretaciones memorables o producciones de primer nivel. ¿Pero qué pasa con el rigor en la investigación? ¿Y con los mitos sobre determinados procesos forenses? ¿No nos preocupan estas cosas? No sé a vosotros, pero a mí sí; y sé que a muchas otras personas les sucede lo mismo. Entiendo que a veces la ficción necesita tomarse ciertas licencias porque la realidad puede resultar demasiado aburrida, pero agradezco que un autor me ofrezca una obra de calidad y entretenida tratando de ser lo más riguroso posible.
Y aquí entra el libro de Blas Ruiz Grau, Que nadie toque nada. Una obra de no ficción que intenta derribar estos mitos demasiado arraigados en la cultura popular. Yo no lo sabía cuando lo compré, pero el origen del libro son las publicaciones que el autor hacía en la web Zendalibros en la sección titulada: Se ha desmitificado un crimen. Quizás si hubiera seguido el blog no habría adquirido el libro, o por lo menos no me habría llevado la decepción sobre la segunda parte, pero de eso hablaré después.

No sé si conoces al autor, si has leído alguno de sus libros o algunos de sus artículos en Zenda. Si es así ya sabrás que Blas tiene un estilo propio que, salvo en sus novelas, destaca por ser cercano y muy personal. Y este libro no es una excepción, pues el autor le da el mismo tratamiento que le daba a sus artículos o que usa en sus redes sociales. Si no te gusta su estilo, puede que eso te eche para atrás a la hora de acercarte a este libro, pero que no te confunda la manera de escribir de Blas, los datos son los que son, aunque la forma no sea de tu agrado.

Como en la mayoría de los ensayos, lo primero que te encuentras es el índice con los temas a tratar en cada apartado. Me parece un acierto presentarlos de manera tan detallada pues eso te permite ir directamente al tema que te interese. Puedes ir directamente a los mitos sobre la escena del crimen, sobre los análisis forenses, sobre las huellas dactilares, sobre los psicópatas… El autor va hilando tema tras tema como si se lo contara a un amigo. Es muy ameno de seguir y las explicaciones son claras. Aunque es verdad que a veces abusa un poco de los mismos chistes. Nada importante. Blas puede pasar de estar contándote cuánto tiempo es necesario para obtener el resultado de una muestra de ADN, al uso real que se le puede dar al hallazgo de una huella dactilar, el olor a caldo de cocido que desprenden algunos lugares que no te esperas o la manía de mostrarnos en las películas y series habitaciones sombrías en las que se encuentran pruebas en el rincón más oscuro por arte de magia. El libro y el autor dan lo que prometen, por lo menos en esta primera parte del libro. Desmitifiqué muchas creencias y aprendí otras tantas de las que no tenía ni idea. Además, a modo de curiosidad, algunas de esas anécdotas que te cuenta el autor de sus visitas a comisarías o a la escuela anatómico forense las he visto reflejadas en una de sus obras posteriores, No mentirás. De hecho, ya lo dice Blas en el libro, toda la información que podemos leer en Que nadie toque nada, y en el blog del que procede, ha salido de sus propias investigaciones realizadas para documentarse a la hora de escribir sus novelas.

Me hice con el libro porque me resultó interesante como lector, pero sobre todo como escritor de género negrocriminal, el poder tener una guía sobre los mitos en los que no debería caer. Pero ese contenido se termina en la página 126 de 216, más o menos al 60%. El otro 40% es algo distinto.

La segunda parte del libro deja de lado la desmitificación para hablarte de conocidos asesinos en serie de la historia de España. No es que no me interesen los casos de los asesinos en serie, pero sinceramente, no es lo que me vendían con el libro. Aunque para ser justos, aclarar que mencionan el contenido en la contra cubierta del libro como bonus, y que en el blog ya existía este cambio de tendencia a partir del décimo artículo. Pero que un contenido extra ocupe el 40% del libro me parece un poco excesivo. El lector espera encontrarse con más de doscientas páginas sobre un tema en concreto y solo recibe poco más de cien. Eso no quita para que la parte de asesinos en serie no sea interesante, que lo es. Pero no era el reclamo para comprar el libro. Si te interesan los asesinos en serie puedes hacerte con el nuevo ensayo de Blas Ruiz Grau, Asesinos enserio.


En definitiva, que me parece un buen libro para conocer por encima la verdad sobre los procedimientos policiales y forenses más extendidos, y aprender unos cuantos nuevos. Está contado de una manera amena y evitando demasiados tecnicismos. Si luego te interesa profundizar más en ciertos temas, tendrás que hacerlo por tu cuenta y en otro lugar. Ah, y también puedes encontrar información adicional sobre famosos asesinos en serie. ¿Lo he dicho ya?


 SINOPSIS

El mundo de la ficción se ha encargado de vendernos una imagen que quizá dista demasiado de lo real cuando hablamos de la investigación de un crimen. Series de televisión que muestran a criminalistas trajeados en un escenario no ayudan a que esa veracidad se muestre. ¿Te has preguntado alguna vez cuánto tarda un análisis de ADN? ¿De huellas? ¿Es necesario que investiguen a oscuras? ¿El cloroformo actúa en una víctima como se nos muestra? ¿Las pistolas con silenciador suenan como en las películas? ¿Un cadáver se identifica tras sacar el cuerpo de una nevera y destapar una manta? Así, como estos, hay infinitos mitos que Blas Ruiz, con un toque irónico trata de desmontar. Adéntrate en la realidad policial con el fruto de una rigurosa investigación de más de dos años y verás cómo la realidad, muchas veces, supera a la ficción. Además, como bonus, en los últimos capítulos el autor te cuenta cómo fueron las vidas y la obra de los considerados como peores asesinos de la historia de España.


¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?
Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas


No hay comentarios: