cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: La Cadena de Adrian McKinty (2019)

martes, 10 de diciembre de 2019

La Cadena de Adrian McKinty (2019)


La cadena de Adrian McKinty es otro de esos fenómenos literarios que ha llegado en otoño a las librerías, y tenía ganas de leerlo para poder opinar.
Si la semana pasada os hablaba de otro fenómeno literario de este otoño, La chica salvaje de Delia Owens, y os comentaba que me había gustado mucho, con La cadena no puedo decir lo mismo. Su lectura me ha generado muchas luces y sombras.

 Pero primero. Por si no sabéis que es La Cadena o pongo lo que se puede leer en la sinopsis del libro y así os hacéis una idea:

«Rachel deja a su hija en la parada del autobús. Pero una llamada de un número desconocido lo cambia todo: una mujer le informa que tiene a Kylie secuestrada y que, si quiere verla de nuevo, deberá seguir sus instrucciones al pie de la letra: primero, pagar un rescate; segundo, secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá, y su hija también.
Rachel ya forma parte de La Cadena, un mecanismo que convierte a padres de familia en víctimas y a su vez en criminales».

Y ya tenemos un, diría, buen argumento para un thriller de esos que dicen no dejan respiro.

La novela está dividida en dos partes. La primera en la que podréis ver tres eslabones de esa Cadena y lo que va sucediendo.
Yo en ningún momento he empatizado con los personajes y creo que eso en una lectura es importante. Me he sentido distante de ellos.
Analizando el por qué, quizás sea por lo que hacen. Puedo entender que uno haga lo que sea por sus hijos, pero también creo que existen caminos y caminos. Sí, desde la barrera todo se ve de otra forma, pero no sé. ¿No existía otra forma de solucionarlo que no implicara pasar ciertas líneas éticas?
Pero se me genera otra pregunta: ¿una persona cualquiera podría llegar a hacer lo que hacen los protagonistas del libro?
Y esa pregunta se hace más evidente en la segunda parte del libro en la que vemos algunas escenas, para mí, poco creíbles. Pero ya sabemos los efectos de la adrenalina en las personas.

En la segunda parte del libro podréis ver La Cadena por dentro: como se construyó, quién lo hizo y hacia dónde va. Pero para un lector como yo, casi ya no tenía interés. ¡Eh!, que existen cientos de lectores que opinan lo contrario; yo como siempre os cuento lo que he vivido y ha sido así y no puedo contar lo contrarió.

Casi lo más interesante ha sido el epílogo del libro en el que el autor explica cómo se inspiró para escribir la novela. Podréis leer que existió una especie de cadena en los años 80 en México llevada por los narcos y que también hubo una serie de extrañas desapariciones en los años 70. Con eso, el autor hizo un pequeño relato que contenía el germen de La Cadena, pero se dio cuenta que la historia podía dar para más y se convirtió en la novela.

¿Qué estarías dispuesto a hacer por salvar a tus seres queridos?


 SINOPSIS

Como una mañana cualquiera, Rachel deja a su hija en la parada del autobús. Pero una llamada de un número desconocido lo cambia todo: una mujer le informa que tiene a Kylie secuestrada y que, si quiere verla de nuevo, deberá seguir sus instrucciones al pie de la letra: primero, pagar un rescate; segundo, secuestrar a otro niño. Quien llama es también una madre cuyo hijo ha sido secuestrado, y si Rachel no cumple con las reglas, el niño morirá, y su hija también.

Rachel ya forma parte de La Cadena, un mecanismo que convierte a padres de familia en víctimas y a su vez en criminales, y que está haciendo a alguien muy rico en el proceso. Ella es una mujer corriente, pero en pocas horas los acontecimientos la llevarán hasta límites impensables y la obligarán a hacer algo terrible.

Los creadores de La Cadena saben que unos padres harán todo lo que está en sus manos por sus hijos. Pero no contaban con cruzarse en el camino de una mujer decidida, valiente y superviviente como Rachel. Porque, si alguien puede romperla, ésa es ella.


¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?
Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas


3 comentarios:

Margari dijo...

Tiene que ser de esos libros simplemente entretenidos y fácilmente olvidables. SI se cruza me podría animar.
Besotes!!!

Carmina dijo...

yo estoy en los cientos de lectores que si le ha gustado esta novela, yo si empaticé con Raquel, y sé que por mis hijos sería capaz de todo, hasta de cruzar esas líneas éticas que a la protagonista le costó tanto cruzar y tuvo las repercusiones que tuvo en su hija. La segunda parte para mí también fue interesante y hay un momento en que te daré la razón es muy cinematográfico y por lo tanto poco creíble, pero aún así siguen siendo personajes llevados a extremos muy extremistas si se puede llamar así y en ese caso ninguno de nosotros sabemos que podríamos hacer y como podríamos actuar es la ley de la supervivencia

David Gómez Hidalgo dijo...

Buenas Carmina.
Sé que te gustó. Leí tu reseña.
Y sí, yo también haría lo que fuera por mí hija, pero una cosa es decirlo y otra muy diferente hacerlo. Prefiero no hacer la prueba de cuántos lo harían de verdad, por ello mis dudas, creo que ese porcentaje sería más bien bajo. No todos son Bruce Willis en La jungla de cristal.

Y me alegro un montón de tu visita.
Un abrazo