cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: El show de las marionetas de M.W. Craven (2020) «Prometedora presentación de Washington Poe en un thriller que funciona».

miércoles, 8 de enero de 2020

El show de las marionetas de M.W. Craven (2020)
«Prometedora presentación de Washington Poe en un thriller que funciona».

El show de las marionetas M.W. Craven

Washington Poe es un policía suspendido de empleo. Las razones las conoceremos muy pronto. Está viviendo una plácida vida apartado de todo hasta que le avisan de una advertencia Osman: su vida corre peligro, él será la quinta víctima de un  asesino en serie, que además tienen un ritual de inmolación que incluye quemar a las víctimas, castrarlas e introducirles sus órganos cortados en la boca del incinerado.
El equipo que investiga el caso quiere que Washington Poe vuelva al trabajo y se haga cargo del caso. Él mejor que nadie lo podrá resolver.
Esto es lo que encontrarás en las primeras cuarenta páginas de El show de las marionetas de M.W.Craven, publicada por Roca Editorial y ganadora del premio CWA Gold Dagger al mejor thriller 2019.

Como inicio no está nada mal y la verdad es que me ha picado mucho la curiosidad. Si queréis, luego la historia podría ser la típica de todo thriller, nada nuevo en la argumentación general, pero, ¿dónde hay alguno nuevo?
Las diferencias entre unas novelas y otras la marca el autor con su forma de contarla, con su escenario, con sus personajes. Y aquí tenemos un poco de todo en ese sentido.

La forma de contarla me ha parecido correcta y sobre todo me ha parecido bien el final de la historia y el cómo llegamos a ella. Esa última frase de la novela también es muy satisfactoria y da para engancharte con la siguiente novela del personaje. Creo que es un personaje que puede dar mucho de si, que tiene mucho bajo él y que nos puede sorprender gratamente.

El escenario también es de lujo. Parece como si fuera un escenario creado por el autor para la ocasión, pero en los agradecimientos explica que realmente es así. Bien buscado.

«Era demasiado listo y organizado como para que le cogieran ciñéndose rigurosamente al manual de homicidios».

Y sobre los personajes, añadir que ese ir al límite por parte del protagonista siempre le sienta bien al lector, o como mínimo a mí. Estar investigando con la amenaza de dejar el caso en cualquier momento por los caminos y decisiones que toma le da un toque especial.
Además, le acompaña, no diría una secundaria de lujo, diría que también formaría parte de los protagonistas: Tilly Bradshaw. Una joven con escasas capacidades sociales y con un cociente intelectual muy por encima del de la media. Nos vemos sorprendidos por la peculiaridad del personaje cuando Washington Poe la elige para el equipo de la investigación. Ella no quiere salir del despacho. Tiene miedo. Siempre ha trabajado desde su ordenador y nunca ha realizado trabajo de campo. Pero Poe la mimará mucho y sacará lo bueno que tiene dentro, tanto que se convertirá en la verdadera heroína de la novela.
Nunca se nombra en la novela, pero me da que Tilly podría tener algún tipo de Asperger. Si fuera así, sería muy bueno para su conocimiento y difusión que se dijera explícitamente.

«El populismo y las noticias falsas habían convertido la mitad de la población en gnomos estúpidos».

También hay momentos para la crítica social y eso que la trama deja poco espacio para hacerlo.

Es una novela más de procedimiento que de recreación de los asesinatos, aunque como he explicado anteriormente, también se habla de ello. Pero no temáis. La trama se centra más en el equipo de trabajo y sus relaciones que en los propios asesinatos y eso es bueno, pues lo que uno quiere de una serie es evolución de personajes. De asesinatos están los libros llenos.

«Las preguntas sin respuestas eran tantas que tenía la impresión de estar leyendo un libro que le faltaban páginas».

La resolución del caso se complica por momento, pero el autor tiene la habilidad de darnos unos cuantos sustos en forma de final. Cuando llegan, miras las páginas que quedan y te preguntas qué más te pueden explicar. Son los típicos giros en la trama que tanto gustan.

«Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos ni hagan nada».


Y para finalizar la reseña volveré a su personaje principia. Quizás Washington Poe no sea todo lo bueno que se puede ser, pero comprobaréis que no es de los que se calla, que cuando cree en algo lo tira hacia delante le pese a quién le pese, y esa es una virtud que yo siempre agradezco a las personas: ir de cara, ser de verdad. 


 SINOPSIS

Un asesino en serie está quemando vivas a sus víctimas. No hay ningún tipo de pistas en las escenas del crimen y la policía ha perdido todas las esperanzas.

Cuando su nombre es hallado en los restos carbonizados de la tercera víctima, Washington Poe, un detective suspendido de empleo y caído en desgracia es llamado para que se haga cargo de la investigación, un caso del que no quiere formar parte.

De mala gana acepta como su nueva compañera a Tily Bradshaw, una brillante pero poco social analista civil. Pronto, la pareja descubre una pista que solo él podría ver. El peligroso asesino tiene un plan, y por algún motivo, Poe forma parte de dicho plan.

Mientras el número de víctimas sigue en aumento, Poe descubre que él sabe mucho más acerca del caso de lo que jamás se habría imaginado. Y en un final aterrador que destrozará todo lo que él creía sobre sí mismo, Poe comprenderá que hay cosas mucho peores que ser quemado con vida.


¿SEGUIMOS CONECTADOS?
Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!
También puedes seguirme en Instagram@2davidgomez

3 comentarios:

Carmen CG dijo...

La tengo en la estantería esperando a que la lea, lo que haré muy pronto. Ahora voy más tranquila porque veo que me gustará. :)

David Gómez Hidalgo dijo...

Buenas Carmen.
Yo, como cuento, la he disfrutado. Gracias por la confianza.

Margari dijo...

¡Cómo se nota que la has disfrutado! Tomo buena nota, que, una vez más, no la conocía.
Besotes!!!