cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: La cabaña junto al lago (Stillhouse Lake nº 1) de Rachel Caine «Un thriller psicológico de combustión lenta».

jueves, 27 de febrero de 2020

La cabaña junto al lago (Stillhouse Lake nº 1) de Rachel Caine
«Un thriller psicológico de combustión lenta».

la-cabana-junto-al-lago-stillhouse-lake-1-rachel-caine

La cabaña junto al lago de Rachel Caine es la primera entrega de su serie situada en la idílica Stillhouse Lake.
Confieso que una de las razones por las que me propuse leerla es ver que tenía más de ocho mil valoraciones en Amazon y noventa y nueve mil, que burrada, en Goodreads y tan solo alrededor de un 5% de ellas negativas. ¿Tanta gente se podía equivocar?

La novela acaba de aterrizar en Europa y tiene pinta que, de la mano de Amazon Crossing, tiene recorrido por delante y más después de leerla, pues creo que tiene los suficientes elementos para gustar a un amplio y variopinto grupo de lectores.

«Es que era un buen padre. Eso no lo fingía».

La vida de Gina es tranquila y apacible junto a su marido y sus dos hijos hasta que descubre que vive con un asesino en serie que despellejar a sus víctimas en el garaje de su casa.
Él es acusado y espera en el corredor de la muerte que se cumpla su sentencia.
Ella decide cambiar de identidad varias veces para escapar de su pasado. Ahora está viviendo con sus hijos en la tranquila población de Stillhouse Lake, pero sigue teniendo miedo, pues una horda de troles de internet la están buscando. No creen que sea inocente y le quieren hacer pagar por lo que hizo su marido, a ser posible, de la misma forma que aplicó él.
Ese es el punto de partida de un thriller psicológico de cocción lenta que no se revoluciona hasta pasada más de la mitad de la lectura, pero tampoco sin perder la cabeza.

«La sensación de ansiedad que tanto conozco amenaza un instante con ahogarme. Vuelvo a ser Gina Royal».

Una de las cosas buenas de la novela es vivir la ansiedad de la mujer de un asesino en serie desde su punto de vista y el del sus hijos.
No me quiero ni imaginar cómo debe ser vivir así. Cada día nuestra protagonista revisa las redes sociales para ver cuán lejos están los troles de ellos, y en caso de que se encuentren cerca, a la mínima sospecha,  salir corriendo y cambiar de identidad. Vivir sin unas raíces, sin un arraigo, sobre todo para unos hijos adolescentes en uno de esos momentos más vulnerables de sus vidas y cuando se está formando su carácter debe de ser horroroso y seguro que deja huellas.

«La gente siente cierta fascinación rabiosa e insana por los asesinos en serie varones, pero a sus cómplices, cuando son mujeres, las odian mucho más».

Os hablaba de la combustión lenta. Vas pasando las páginas sabiendo que en cualquier momento la historia te estallará en los moros. Y así sucede con alguna que otra sorpresa propia del género. Me ha gustado que Gina, aún teniendo miedo, coja las riendas de su vida y saque fuerzas de donde no las puede haber, convirtiéndose en una especia de heroína.

«Mel es peor que un monstruo: es un monstruo muy listo».

Sabiendo que existían más entregas de la serie te vas imaginando algunas tramas del final de la novela. Quizás por eso no sorprende tanto el final abierto de la novela, aunque como serie le sienta muy bien.

Esta primera entrega me ha entretenido. Deberemos ver cómo evolución los personajes, pues el peligro podría ser repetirse.

¿Te animas a visitar Stillhouse Lake?


 SINOPSIS

Ama de casa felizmente casada y madre de dos niños, la vida de Gina no tiene nada de especial. Hasta que un simple accidente de tráfico pone al descubierto la cara oculta de Melvin: su esposo ejemplar es también un despiadado asesino en serie.

Con él entre rejas, Gina adopta una nueva identidad como Gwen Proctor y halla refugio en la remota localidad de Stillhouse Lake, a pesar del acoso de los trol de internet que todavía la creen implicada en los crímenes de su ya exmarido.

Sin embargo, cuando cree haber encontrado el lugar donde poder dar a su familia una vida normal, aparece un cadáver en el lago junto a su casa y comienzan a llegar cartas desde una dirección que conoce demasiado bien.

Pero Gwen ha aprendido a combatir el mal… Y nadie impedirá que proteja a sus hijos de quienes quieren hacerles daño. Nada va a detenerla.


¿SEGUIMOS CONECTADOS?
Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!


No hay comentarios: