cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: Los crímenes del Ártico de Mads Peder Nordbo «Desgarrador thriller ambientado en Groelandia».

miércoles, 19 de febrero de 2020

Los crímenes del Ártico de Mads Peder Nordbo
«Desgarrador thriller ambientado en Groelandia».

los-crimenes-del-artico-mads-peder-nordbo


Los crímenes del Ártico de Mads Peder Nordbo no es la primera novela del autor danés, pero sí la primera que se publica en España y la primera de una famosa trilogía negrocriminal ambientada en Groelandia.

«De Nuuk no salían ni entraban carreteras. Nuuk era Nuuk, y todo en torno a la ciudad y sus dieciséis mil habitantes era monte, cielo o mar».

Matthew Cave es un periodista danés de origen groenlandés, que tras un trágico accidente que marcará su vida para siempre, decide establecerse en Nuuk, Groelandia, por un tiempo indeterminado para ver si recompone su vida y le da un sentido. También es una excusa para ir tras los pasos de su padre.
El director del periódico en el que trabaja le pide, ya que está allí, que cubra una noticia que puede ser de alcance mundial: el descubrimiento de una momia enclavada en un glaciar. ¿Una momia vikinga?
Dicho descubrimiento puede dar luz a un misterio: la desaparición de los nórdicos en la isla en el S.XV sin dejar rastro.
Pero la noticia se transforma en un macabro crimen cuando a la mañana siguiente la momia desaparece y se encuentran al policía que la vigilaba abierto en canal y desollado cuál foca.
El periodista empieza a investigar la historia y se topará con unos diarios que darán pie a conocer una investigación de hace cuarenta años que se cruzará con la actual.

Pasado y presente se van dado la mano durante la novela en un difícil equilibrio. He tenido sensaciones encontradas. Al principio tenía ganas de saber más sobre el presente, pero luego quería saber más sobre el pasado. Y entre una cosa y otra, por momentos se me ha hecho larga la novela.

El autor tiene la clara convicción de poner sobre la mesa temas tan escabrosos como que una de cada tres mujeres son violadas en Groelandia. Ya con eso bastaría, pero también entra en juego la corrupción política, corrupción policial, la desestructuración familiar, la tensiones que viven con Dinamarca...vamos que se me han quitado un poco las ganas de viajar a la isla.
También creo que conviene apuntar que Groelandia es uno de los lugares del mundo con un índice de suicidios más alto.

«—Así son las cosas aquí, Pedersen. Puede que a usted no le guste, pero son como son. Aquí y ahora no hay nada que podamos hacer. Es demasiado complicado».

Para compensar, el autor nos regala momentos descriptivos y un tanto bucólicos que todo lector de una novela ambientada en Groelandia quisiera encontrar. Una tierra que tiene más de un 70% de su superficie cubierta de nieve, aunque con el cambio climático supongo que la cantidad menguará.

A parte de Matthew hay otra personaje bastante relevante, Tupaarnaq, que desde el primer momento que ha salido en la novela me ha parecido un espejo de mi querida Lisabeth Salander, aunque con otro tipo de tecnología: tecnología inuit.

«¿Cree usted acaso que cuando la fuerzan a una se le pasa en un día? ¿No sabe que la dañan para siempre y que la dejan llena de miedo y dolor día y noche?».

Una lectura muy dura en algunos momentos y de una realidad aplastante. ¿En qué mundo vivimos? ¿Cómo se pueden seguir permitiendo esas actitudes vejatorias y que destruyen la alma de quién las sufre?

Creo que todo ello le da valor a la novela por se altavoz de esa degeneración que de otra forma hubiera costado más que llegara a nuestras casas.


 SINOPSIS

En Groenlandia, una serie de asesinatos conmociona a la pequeña comunidad de Nuuk, la capital de la gélida isla. Matthew Cave, un joven periodista del periódico local, es enviado a cubrir el descubrimiento de lo que parece ser un fósil de la época vikinga. Pero el caos se desata cuando la momia desaparece y el policía encargado de protegerla durante la noche es brutalmente asesinado.

Matthew se verá inmerso casi sin pretenderlo en una difícil investigación que se remontará al caso sin resolver más importante de los años setenta. La única que confiará en el instinto del periodista es la peculiar y muy tatuada Tupaarnaq, una misteriosa joven groenlandesa que acaba de salir de prisión tras haber asesinado a su propio padre. Ambos deberán superar sus reticencias iniciales para llegar hasta el final y atrapar a un asesino en serie que tiene aterrorizada a toda la isla.


¿SEGUIMOS CONECTADOS?
Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!


No hay comentarios: