cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: Cuando cese la lluvia de Alberto Meneses «Novela policial procedimental. Dar la vuelta a la página con la alma tranquila».

jueves, 28 de mayo de 2020

Cuando cese la lluvia de Alberto Meneses
«Novela policial procedimental. Dar la vuelta a la página con la alma tranquila».

portada novela Alberto Meneses titulada Cuando cese la lluvia en la que sale un hombre con una pistola en la mano amenazando a alguien en el suelo y bajo una fuerte lluvia.

Cuando cese la lluvia es la nueva novela de Alberto Meneses, una novela policial con mucha carga procedimental con la que participa en el  Premio Literario Amazon 2020

Fran Merino fue expulsado de la policía poco después de intervenir en la resolución de uno de los casos más importante de su vida: detener al asesino en serie llamado Rompecorazones que también acabó con su mujer.
Fran no supo superar la muerte de su mujer y cayó en la adicción lo que provocó su expulsión del cuerpo.
Ahora, años después, varias personas implicadas en la condena del Rompecorazones aparecen muertas en extrañas circunstancias.
Además, hay un imitador replicando los crímenes del Rompecorazones.
La policía pide a Fran ayuda.


No es la primera vez que Alberto Meneses se presenta al Premio Literario Amazon. Sin ir más lejos, el año pasado se presentó con Déjame morir y fue una de mis apuestas a finalista. La lectura me cautivó por la historia, pero también por el escenario y las escenas.
Este año, lo vuelve a intentar, pero con un añadido interesante, Alberto Meneses nos presenta un escenario futuro en las que la política y las reglas que esta imponen son muy diferentes a las actuales. Por poner un ejemplo, está instaurada la pena de muerte y se aplicó en el caso del Rompecorazones.
Cuando se aplican leyes terminales siempre surge el dilema ético y más en el caso de que se sospeche que la persona era inocente. Solo por eso, por la duda en un solo caso, no deberían existir leyes así.
Creo que ese escenario futuro hubiera merecido algún detalle más, pues se va difuminando con el paso de las páginas y era una buena oportunidad para generar más subtramas atrayentes y hacer más grande la novela.

Además de ser una novela procedimental también hay un rincón para desarrollo de personajes. Es curioso, pero uno de los lugares elegidos para hacer que los personajes expliquen algo más sobre sus vidas es un Club.
Fran Merino va todos los días a tomarse unas copas y entablar conversación con una de las camareras, Rebeca, de la que también iremos sabiendo más cosas en el transcurso de la novela. Esas conversaciones son con un termómetro del estado de ánimo del protagonista, aparte de aportar alguna información para el desarrollo de la trama.

Sobre el caso, diría que hay partes de la ecuación que son interesantes y que incitan a leer, pero por otro lado, creo que el autor deja demasiadas pistas sobre lo que será el final y eso hace que la sorpresa sea menor y por tanto la satisfacción del lector entrenado. Aún quedará algún fleco que doblar al llegar al final, pero lo gordo te lo ves venir.

La lluvia lo limpia todo y en cierta manera se produce un renacer. Eso es lo que buscan algunos de los personajes de esta novela, limpiar y ver un atisbo de felicidad cuando cese la lluvia.


 SINOPSIS

Solo la venganza puede cerrar algunas heridas.

España a mediados del siglo XXI. Un año después de que el asesino en serie conocido como el Rompecorazones fuese ejecutado, varias personas implicadas en su condena aparecen muertas en extrañas circunstancias.
La Policía se verá obligada a recurrir al ex inspector Fran Merino, apartado del servicio por sus problemas de adicción tras la muerte de su mujer.
¿Será Fran capaz de detener al asesino antes de que vuelva a matar?
¿Hay un imitador replicando los crímenes del Rompecorazones o quizás se ejecutó a la persona equivocada?


¿SEGUIMOS CONECTADOS?
Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!

3 comentarios:

17 dijo...

Buenos días, David. La novela de Alberto es otro de los títulos que tengo en mi lista de lecturas del PLAS. Cómo ocurre con otras obras participantes, Alberto ha sabido dar con las tres teclas que dan un buen apoyo como punto de partida: un título atrayente, una portada sugerente y una sinopsis que te invite a leer la novela. Creo que, como destacas, la historia tiene muchos puntos fuertes por los que merece la pena darle una oportunidad.

David Gómez Hidalgo dijo...

Buenas 17.
Pues sí. Alberto sabe lo que tiene entre manos y nos lo hace pasar muy bien. Ya comienza a ser también un clásico del Premio Literario.
Saludos.

Margari dijo...

Pues tiene muchos puntos a favor para que la lea. Tomo buena nota de ella.
Besotes!!!