cookieOptions={close}; CRUCE DE CAMINOS: El confinado de Roberto Domínguez Moro «El primer thriller sobre el confinamiento».

martes, 12 de mayo de 2020

El confinado de Roberto Domínguez Moro
«El primer thriller sobre el confinamiento».

Portada El confinado de Roberto Domínguez Moro

Cuando se dice que en los próximos meses nos inundarán libros tanto de ficción como de no ficción que hablarán sobre el confinamiento que estamos viviendo, no podemos negar que hacemos una mueca de desaprobación.
Pero para poder criticar se tiene que leer.

El confinado de Roberto Domínguez Moro es una de esas primeras novelas que nos recordarán los días pasados. Pero atención que tiene sorpresa.

Hace unos días leí Doce horas de Mayte Esteban, una novelette que habla sobre el confinamiento, pero lo hace desde una realidad muy cercana con muchos puntos de vista y dejando un espacio para la esperanza. Una lectura que me gustó mucho y con mucha alma.

Es inevitable hacer comparaciones aún siendo dos libros tan diferentes. Y lo primero que me noté tras la lectura de las primeras páginas es que a El confinado le faltaba el alma. Era mucho más de manual.
Otra cosa que las diferencia es que la novela de Roberto Domínguez Moro tiene incluso momentos para la comedia, como cuando nos hace recordar las locuras que hicieron algunos, sobre todo en los primeros días en los que muchos se lo tomaban todo a broma a cachondeo.

Y el libro va transcurriendo en esa línea de recuerdo a modo de diario hasta que llegamos a la sorpresa final. Si no hubiera sido por ese sorprendente final ahora mismo no estaríais leyendo esta reseña. Me ha recordado a las sorpresas que me llevó al leer un buen relato. ¡Plas!, en toda la cara. Y qué decir que todo es una ficción (no tengo noticias de lo contrario), pero que poder ser, puede ser.

Por cierto, he leído que la novela ha sido escrita en apenas quince días. Doble aplauso. Creo que, al contrario de lo que le sucederán a otros, Roberto Domínguez Moro saldrá revalorizado con esta publicación.


 SINOPSIS

Juan, un informático treintañero, vive con angustia los momentos previos al confinamiento y la primera semana de encierro por el coronavirus en el centro de Madrid. Mientras se clausuran colegios y universidades, comienza a hacer acopio de víveres y a estar cada vez más preocupado por lo que le espera. En su caso, un aislamiento en soledad, con una crisis de pareja en curso, su familia lejos y nadie en su inmueble aparte de una vecina, su perro… y unos turistas con síntomas de estar contagiados.

Las redes sociales, los aplausos colectivos y los encuentros con Julia, su vecina, no servirán para sosegar a Juan, más obsesionado cada día que pasa con el estado de salud de sus vecinos. Al contrario, la declaración del estado de alarma, la intoxicación de noticias y la tos que escucha a través de la pared le llevarán a una paranoia de consecuencias impredecibles.

Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!

2 comentarios:

Margari dijo...

No era una novela que me tentase mucho pero ahora me has picado la curiosidad.
Besotes!!!

David Gómez Hidalgo dijo...

Buenas Margari.
Se lee en un suspiro y que puedo asegurar que el final tiene mucha TELA.
Saludos.